Cómo coser vivo

El vivo es una cinta al bies que lleva en su interior un elemento llamado alma que le da consistencia, generalmente un cordoncillo aunque a veces lleva tanza. Se usa para realzar costuras. En este caso, lo he usado para darle un toque a una sudadera raglán.


Tenemos dos piezas, cuya unión queremos adornar con el vivo.

Se trata de hacer un sandwich dejando el vivo dentro de las dos piezas, con los derechos enfrentados. Para colocar el vivo de manera adecuada, comprobamos que los tres cantos (de las dos piezas de tela y del vivo) se tocan y van en el mismo sentido.

Para asegurarme de que el vivo irá bien colocado, yo primero coso el vivo a una de las telas. Aquí lo haré en la de color rosa claro para que se aprecie mejor.

Colocamos el vivo pues sobre el derecho de la primera pieza, con el cordón del vivo hacia el interior y el canto del vivo encima del canto de la pieza. En este caso lo voy a coser con la overlock pero también puede hacerse con la máquina plana. Podéis anular la cuchilla si lo hacéis con la over.

Usamos un ancho de puntada que no sobrepase la distancia entre el canto y el pespunte del vivo.

Si os fijáis, la puntada como os he dicho no llega al pespunte del vivo.

Listo, ahora ya podemos coser la prenda como habitualmente. Lo único a tener en cuenta es a qué distancia dejar las puntadas. Ponemos la otra pieza de tela encima, con los derechos de las telas tocándose.

Le voy a dar la vuelta para que veáis mejor. La flecha azul señala donde termina mi costura overlock, o donde estaría el pespunte que hemos cosido para fijar el vivo en caso de haber usado la máquina plana. La flecha verde señala donde comienza la parte del vivo que lleva el cordoncillo en su interior (lo podéis ver sobresaliendo por encima). Nuestra costura ha de ir entre esas dos, donde señala la flecha rosa, para que al dar la vuelta se vea la parte del vivo de cordoncillo sin verse la parte plana del vivo.

Es fácil notar por donde está el cordoncillo, si os fijáis en las fotos incluso por el revés se nota.

 

Una vez cosido, volvemos la prenda del derecho y según hacia donde aplanemos la costura tendremos el vivo en un sentido o en el otro:

Aquí, el vivo hacia la tela de color rosa claro:

 

 

Aquí, el vivo hacia la tela de color fucsia:

 

 

Si se desea, se puede pasar un pespunte para aplanar y fijar la costura, o simplemente planchar.

 

Os gusta el resultado?

 

Comentario (1)

  1. Pingback: Una de trucos para la Chaqueta Rosig - Hilos y Más

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *