Llega el último día del Calendario de Adviento Egoísta de Mi guerrero y mi princesa y con él toca un regalito virtual para compartir. Yo he preparado un buzón de la felicidad. Porque no hay deseo más egoísta que ver a mi gente feliz.