Se supone que los miércoles son los días de las costuras egoístas, pero para mí este año ha empezado muy slow en cuanto a costura, y mis hijas tenían tantas ganas de que este año les cosiera disfraces que he dejado todos los demás proyectos aparcados mientras.