Como utilizar la base de corte y el cutter circular

Varias personas me han pedido un tutorial sobre cómo utilizar o para qué sirven la base de corte y el cutter circular. Me ha costado un poco ponerme ya que no sabía exactamente qué poner, así que he aprovechado que me ponía con una camiseta (por si os apetece, es la camiseta Plantain de Deer and Doe, y si la coséis antes del 31 podéis descargarla gratuitamente y participar en un sorteo) y he sacado fotos del proceso por si os pueden ser útiles.

El cutter circular Olfa de 45 mm corta entre 4 y 8 capas de tela a la vez, de manera precisa y con un corte limpio. Tiene un sistema de protección retráctil para proteger la cuchilla con un sólo movimiento cuando no lo estéis usando, y vale tanto para zurdos como para diestros.

A este último aspecto no le daba la importancia suficiente, ya que yo soy diestra, pero en mi casa hay zurdos así que es algo a valorar. Pero además resulta que en ciertos casos necesitarás usar la mano izquierda aún siendo diestra. No para cortar un patrón normal como en este caso, pero sí cuando es algo con recovecos o cuando necesitas cortar una vez tienes alguna de las piezas montadas, dependiendo de como te cuadre la pieza.

No necesitarás hacer fuerza cuando uses este cutter. Yo antes usaba uno que ya tenía y he notado una diferencia abismal, cuidado en serio las primeras veces!

La base de corte es el complemento ideal para el cutter. Una superficie de trabajo amplia, con la dureza suficiente para que esté protegida de los cortes pero lo suficientemente suave para preservar la cuchilla. Tiene 3 mm de grosor y es autocicatrizante (al cabo de unos minutos el propio material borra significativamente el corte)

Una de las caras es lisa y la otra viene con cuadrados de 5×5 cms. También incluye una zona con divisiones cada cm y transportador de ángulos.

Bueno, pues vamos allá, esto es lo que preparo para cortar la tela de un proyecto. Os voy a presentar dos opciones que suelo usar, dependiendo del momento y de la dificultad de la pieza.

DSC_0401 DSC_0403

Disponemos la tela sobre la base de corte y encima colocamos el patrón. Como véis, esta es una pieza sencilla y yo me he acomodado; en estos casos, no suelo usar alfileres y corto directamente.

DSC_0404 DSC_0405

Así, al lío! Con una mano nos apoyamos en el patrón y con la otra cortamos directamente.

DSC_0407

En unos 30 segundos, pieza cortada!

DSC_0408 DSC_0409

Ahora la manera ortodoxa, con alfileres. Estos son alfileres flor, extralargos y muy cómodos de usar. Me gustan porque abarcan un buen segmento de tela.

DSC_0413 DSC_0414 DSC_0415

Los repartimos a lo largo de todo el patrón.

DSC_0416  DSC_0418

Ahora es todavía más fácil cortar!

DSC_0419

Listo!

DSC_0420 DSC_0421 DSC_0422

Esta camiseta llevaba una pieza para rematar el cuello que es recta. En este caso es muy cómodo usar una regla para guiar el cutter.

DSC_0423

Y esto es todo! Si tenéis alguna duda o algo que queráis saber acerca de la base o el cutter podéis dejarme un comentario. Y si os apetecen, los tenéis disponibles en la tienda. Recordad que si los compráis conjuntamente, tendréis un descuento de  euros 🙂

 

Comentarios (3)

  1. Laia

    Una pregunta, que pasa con los patrones que no tienen margen de costura? se coge una talla más grande? o como se soluciona???

     
    Responder
    1. Anónimo

      Hay varias maneras, se le puede marcar antes de cortar el papel, o se puede cortar con el margen, ya sea a ojo, ya sea midiendo y marcando (en la tienda los tienes al aire, al agua o de tiza, e incluso una ruleta que marca con el margen de costura que tú quieras). No cortes una talla más porque podrían no cuadrarte luego las piezas.

       
      Responder
  2. Jessy Pla Martinez

    Mira que buena explicación!!! Yo lo tengo y lo habré usado un par de veces y nunca para curvas. Me pongo a ello! Muchas gracias!!!!

     
    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *