12meses12telas

Mimi #11/19: Disfraz de Harley Quinn de adulto

Vuelvo a asomarme por #MiMiMalasCostureras rápidamente para enseñaros mi disfraz. Igual al que le hice a la mayor pero para mí, que era la idea inicial pero ella quería uno igual y claro, ellas siempre van delante <3

No os fijéis mucho en los fallos que lo estaba terminando el mismo día que lo iba a usar, creo que nunca he cosido nada tan rápido en mi vida.

Mimi #51/18: Bolso MixMich Farbenmix 2018

Un año más llega diciembre y uno de los momentos costuriles más esperados es el Calendario de Adviento de Farbenmix.

Es mi cuarto año participando y al ver la foto pixelada me hice a la idea de un bolso de tamaño similar al del 2016, que he usado y sigo usando casi a diario desde entonces.

Mimi #49/18: Falda Evchen de chevrones en compañía

Hoy vengo a MiMi con un auténtico 2×1. Y es que no solamente he cosido el mismo patrón de la falda Evchen en compañía de unas costureras fantásticas, sino que además comparto tela con Carol y Aurora. La tercera tela que nos regaló Carol de NaiarAina y con la que nos hemos vuelto a retar a ver qué tan diferente cosíamos usando la misma tela.

Mimi #22/18: Bolso mapamundi Doctora Botones

No sé si tenía más ganas de coser la loneta mapamundi y el corcho, o de coser el bolso de la Doctora Botones. Pero tenía clarísimo que ésa sería la combinación exacta que quería, esas dos telas más ese patrón. Las telas llevaban esperando desde el verano pasado en casa.

Mimi #4/18: Una tela, tres vestidos

Carol de NaiarAina nos envió a Mi rincón de mariposas y a mí unas telas para que cosiéramos algo juntas. No os podéis imaginar la ilusión que me hizo recibir su paquete. Recibir unas telas de una amiga así, sin más, porque es un sol, me dejó la sonrisa pintada para un montón de días.

Las Marujadas de Peluchona nos propone: 12 meses 12 telas

12 meses 12 telas” (o lo que es lo mismo #12meses12telas) es la nueva propuesta de Marujadas de Peluchona para que este 2018 demos uso a esas telas que por lo que sea tenemos guardadas en nuestros cajones. Porque muchas de nosotras tendemos a acumular telas, y qué mejor que rebajar el stock de casa para que luego puedan entrar nuevas telas (o incluso no entrar, y dejarlas más a sus anchas!).