Necesitaba una mochila con cierta urgencia, más bien con fecha tope en el calendario, pero estaba totalmente desinspirada. La quería similar a una que le cosí a la mayor (ésta) pero no acababa de ponerme. Hasta que vi en Instagram la que había cosido Eli de Un pingüí a la platja y morí de amor.